6 Beneficios de la Luteína y la Zeaxantina para la Salud.

GuiasPracticas

Administrator
Staff member
#1
6 Beneficios de la Luteína y la Zeaxantina para la Salud.

La luteína y la zeaxantina son dos tipos de carotenoides, que son pigmentos que van desde el amarillo a rojo, y que se encuentran en las verduras. Están presentes en verduras de hojas verdes oscuras, como la col rizada, la acelga y la espinaca, así como en los huevos y en otros alimentos. La luteína se considera un pigmento amarillo y se presenta de naranja a rojo en altas concentraciones. Estos carotenoides se describen con la presencia de un grupo hidroxilo en cada anillo terminal de estas moléculas. En la naturaleza, se encuentran juntos esterificados a ácidos grasos o en forma no esterificada. En las flores y en los frutos de plantas están esterificados, ya que se encuentran altamente en forma libre en algunas frutas y verduras, como la col rizada y la espinaca. Por lo tanto, nuestro cuerpo no puede sintetizar la luteína, ni la zeaxantina, por lo que debe obtenerse a través de fuentes dietéticas. En formas no esterificadas, la luteína y la zeaxantina son componentes esenciales de los cloroplastos vegetales, y actúan como pigmentos accesorios en el aparato fotosintético, para proporcionar fotoprotección antioxidante bajo alta intensidad de luz.

La palabra "luteína" se deriva de la palabra latina luteus, que significa amarillo. La luteína es una xantofila y se considera uno de los 600 carotenoides naturales conocidos. Es fabricado por plantas, y la xantofila también se encuentra en grandes cantidades, en vegetales de hojas verdes como la col rizada, la espinaca y las zanahorias amarillas. En las plantas verdes, la xantofila modula la energía de la luz y actúa como agente de extinción no fotoquímicos, para hacer frente a la clorofila triplete, que se produce en exceso con mucha luz durante la fotosíntesis. En la retina humana, la luteína se absorbe de la sangre a la mácula lútea, aunque se desconoce su función exacta en el cuerpo. Generalmente, la luteína es una molécula lipofílica y es insoluble en agua. Se encuentra en forma de ésteres de ácidos grasos en las plantas.

La zeaxantina es un alcohol carotenoide común, que se encuentra en la naturaleza. Este pigmento proporciona el color característico al maíz , al pimentón , al azafrán , a las bayas de lobo y otras plantas. El nombre se deriva de Zea mays y la palabra griega "xanthos" que significa amarillo. La zeaxantina está presente en grandes cantidades, en las hojas de las plantas verdes. La zeaxantina es uno de los dos carotenoides xantófilos principales presentes en la retina del ojo humano.

La luteína y la zeaxantina son antioxidantes, que defienden el cuerpo de los radicales libres. La presencia excesiva de radicales libres daña las células, lo que contribuye al envejecimiento y la aparición de enfermedades, como el cáncer, las enfermedades cardíacas, la enfermedad de Alzheimer y la diabetes tipo 2.

La luteína y la zeaxantina Protegen las grasas, las proteínas y el ADe eNe del cuerpo de los factores estresantes, y ayuda a reciclar el glutatión, otro antioxidante importante del cuerpo. Además, sus propiedades antioxidantes, reducen los efectos del colesterol malo. Reducen la acumulación de placa en las arteriasn y reducen las posibilidades de problemas cardíacos.

La luteína y la zeaxantina también protegen los ojos del daño de los radicales libres. Los ojos están expuestos tanto a la luz como al oxígeno, lo que, como resultado, produce radicales libres de oxígeno que también son dañinos. La luteína y la zeaxantina erradican los radicales libres por lo que no dañan las células de los ojos.


La luteína y la zeaxantina son los carotenoides dietéticos que se acumulan en la retina, particularmente en la región de la mácula, que se encuentra en la parte posterior del ojo. Está presente en grandes cantidades en la mácula, conocida como pigmentos maculares. La mácula es necesaria para la visión. La luteína y la zeaxantina actúan como antioxidantes en esta área, al proteger los ojos de los daños de los radicales libres. Con la reducción de estos antioxidantes, se podría ver afectada la salud ocular. También actúan como bloqueador solar natural, al absorber el exceso de energía lumínica. Protegen a los ojos de la dañina luz azul. Previene la aparición de la degeneración macular relacionada con la edad, cataratas, retinopatía diabética, desprendimiento de los ojos y la uveítis.

Algunas Investigaciones recientes, han demostrado el efecto beneficioso de la luteína y la zeaxantina en la piel. Sus efectos antioxidantes, evitan que la piel se dañe a causa de los rayos ultravioleta del sol. Un estudio en animales muestra, que las ratas que reciben dietas enriquecidas con luteína y zeaxantina al 0,4 porciento, tienen una inflamación cutánea inducida por los rayos ultravioletas baja, en comparación con las que reciben 0,04 porciento de estos carotenoides.

UN estudio realizado en 46 personas con piel seca, de leve a moderada, concluyó que la ingesta de 10 miligramos de luteína y 2 miligramos de zeaxantina, mejoró significativamente el tono de la piel, en comparación con el grupo de control. Además, la luteína y la zeaxantina, protegen las células de la piel del envejecimiento prematuro, y de los tumores inducidos por los rayos rayos ultravioletas bajos.

Los estudios han demostrado que los altos niveles de luteína, y otros carotenoides en la sangre, están asociados con problemas para controlar el azúcar en la sangre, y reducen las posibilidades de diabetes y otras complicaciones. Un estudio realizado en ratas diabéticas, muestra que los suplementos de luteína con DHA, controlan las modificaciones bioquímicas inducidas por la diabetes. Las ratas diabéticas con suplementos, experimentaron un estrés oxidativo bajo, y menos daño a la retina de los ojos.

La evidencia ha demostrado que las personas con más luteína en la dieta, tenían tasas bajas de cáncer de colon, mama, cuello uterino y pulmón. Un estudio muestra que los niveles altos de luteína en la sangre, tienen pocas posibilidades de desarrollar diversas formas de cáncer. La luteína actúa como un tratamiento natural para el cáncer, debido al hecho de que los alimentos ricos en luteína también ofrecen varios antioxidantes y nutrientes, que reducen las enfermedades que causan la inflamación y el estrés oxidativo. Se requieren más investigaciones para descubrir los efectos de la luteína, y otros carotenoides en la salud inmunológica, cancerosa, cardiovascular y hormonal.

Un estudio muestra que los carotenoides xantofílicos, incluida la luteína, ayudan a reducir las posibilidades de desarrollar un derrame cerebral, y una enfermedad cardíaca. También un estudio ha demostrado los efectos protectores contra el cancér, de la luteína y cómo mejora la salud del corazón. Sugiere que un nivel bajo de luteína en la sangre, contribuye al engrosamiento de las paredes de las arterias, lo que aumenta las posibilidades de desarrollar arteriosclerosis y obstrucción de las arterias, lo que resulta en ataques cardíacos.

Se recomienda tomar más de 1 a 3 miligramos de luteína y zeaxantina con regularidad, para reducir las posibilidades de degeneración macular relacionada con la edad. Literalmente, alrededor de 6 a 20 miligramos de luteína en la dieta por día, ayuda a reducir las posibilidades de enfermedades oculares. Las investigaciones han demostrado que 10 miligramos de luteína y 2 miligramos de zeaxantina, provocan una reducción significativa en el inicio de la degeneración macular asociada a la edad avanzada. Del mismo modo, los suplementos de 10 miligramos de luteína y 2 miligramos de zeaxantina promueven el tono general de la piel.
 
Top